História

El Centro de Investigación de Cetáceos - Costa Rica (CEIC), fue fundado en 2012 y se desarolló del proyecto original Whales and Dolphins in Golfo Dulce, Costa Rica.

Ese mismo proyecto fue fundado en el año 2005 en colaboración con PROCMAR, el Programa de Magíster en Ciencias Marinas y Costeras de la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA). PROCMAR es una iniciativa académica que tiene como objetivo abordar la falta de apoyo profesional en el conflicto entre el desarrollo y el uso de los recursos naturales marinos en las regiones donde los recursos marinos y la inequidad social, son abundantes. PROCMAR extiende más allá de la formación de los profesionales convencionales y persigue soluciones aplicadas a través de dos medios prácticos: la evaluación de los recursos marinos a través de la ciencia y la tecnología y la gestión de los recursos para integrar los mejores intereses de las comunidades costeras. Las evaluaciones realizadas tanto en el campo y de laboratorio han ayudado a identificar los mejores enfoques regionales para colaborar en el conflicto entre las necesidades locales y la vida silvestre, es decir, especies representativas  como las tortugas marinas, ranas venenosas y cetáceos.

Desde 2005-2008 PROCMAR apoyó el proyecto de delfines en el Golfo Dulce en la evaluación poblacional. El objetivo fue identificar el hábitat crítico de estas especies, como primer paso para planificar y establecer un Área Marina Protegida (AMP) en el Golfo Dulce. La organización de voluntariado International Student Volunteers, Inc. (ISV) comenzó a enviar grupos en el año 2007, y con ello se convirtió en el apoyo financiero más importante para el proyecto. 
Posteriormente en el 2008, Lenin Oviedo, el investigador principal del proyecto de delfines, terminó su tesis de maestría, y comenzó su trabajo de doctorado.
Desde el año 2007, el Proyecto de ballenas y delfínes en Golfo Dulce han estado en funcionamiento con el apoyo de diversos grupos, como ISV Inc., cual sufraga hasta un  70% de los estudios de campo
Desde 2012 la organisación EarthWatch empezó una collaboración con CEIC y lo hizo posible cerrar unos vacios en el presupuesto para una cobertura del los esfuerzos cientificos mas uniforme durante el año.

Gracias a lo anterior en estos  5 años los datos han arrojado nueva luz sobre el uso del hábitat y los rasgos de comportamiento que identifican importantes áreas de alimentación, reproducción y crianza de las dos especies de delfines residentes. Esto es determinante, ya que investigaciones anteriores se habían centrado principalmente en la definición de los  factores ambientales primordiales que influyen en el hábitat de los delfines. Sin embargo, la comprensión de cómo el comportamiento está relacionado con la estructura del hábitat específico es importante a fin de lograr una comprensión sólida de la dinámica del organismo, como parte de un ecosistema complejo.
En los últimos cinco años de amplio muestreo se ha dado paso a una suma de 400 registros de avistamientos de cetáceos diferentes, todos organizados en una base de datos de 8 especies de cetáceos en total.

Después de algunos años de muestreo, en las temporadas 2009-2010, se inició el proyecto para documentar el comportamiento acústico de las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) que migran a través del Golfo Dulce, mediante la grabación de las vocalizaciones, en particular el canto de la ballena jorobada (un indicador importante, ya que la zona tiene un valor reproductivo alto). Muchas zonas de la costa del Golfo Dulce se encuentran en consideración para proyectos de desarrollo, lo que se traduciría en un alto grado de alteración de sus ecosistemas y la degradación del hábitat en el Golfo, lo que afectaría especialmente las especies migratorias como las ballenas jorobadas.

Los esfuerzos actuales de investigación se centran en la salud general de los ecosistemas y las diferencias en el uso del hábitat fuera de la cuenca interna, especialmente en aguas poco profundas y el hábitat de transición cerca de la entrada del Golfo Dulce.